picante01

La comida picante es, por excelencia, uno de los sabores más apetecidos por los fanáticos de la gastronomía. Sin embargo, existen muchos mitos y aprensiones en torno a ella, ya que se asocia la pungencia a consecuencias generalmente negativas en el organismo. Ajíes, pimientos y especias son parte habitual de la comida casera y marcan la diferencia entre una preparación llena de sazón y sabores caseros de un plato sin alma y de sabores planos. Por lo mismo, aprender a conocer nuestro umbral de resistencia de los sabores picantes es fundamental para poder disfrutar de la comida picante sin sentir molestias. Pese a esto, ¿qué beneficios desconocidos tiene la comida picante?

picante02

Lo primero que se debe saber es que existen dos sustancias principales que están presentes en casi toda la comida picante que solemos encontrar: la capsaicina y la curcumina. Mientras que la capsaicina está presente en frutos picantes, la curcumina es la que encontramos en especias como el curry. Incluir estas sustancias de manera moderada en la alimentación ayuda a generar termogénesis, contribuyendo así en la baja de peso. Se he demostrado que países que comúnmente comen comida picante, tienen metabolismos más activos. Dentro de los mitos más comunes está el que la comida picante produce hemorroides, lo cual no es cierto. La gracia está en evitar la comida picante una vez que se detectan. Así mismo, no existe ninguna prueba científica de que la comida picante provoque contracciones en mujeres embarazadas. La curcumina, en tanto, es muy efectiva para enfermedades de los huesos, la reducción del Alzheimer, como agente antibacteriano y anticolesterol. La capsaicina, por su parte, disminuye riesgos de cáncer, diluye coágulos, tiene efecto expectorante, ayuda a expulsar toxinas, disminuye el umbral del dolor, mejora estados de ánimo y mejora la líbido sexual.

picante03

Después de ver todos estos beneficios, ¿te atreverías a incluir comida picante dentro de tu dieta? ¿de qué manera la consumirías?

picante04