¿En qué consiste el entrenamiento de intervalos o HIIT?

Puede ser que hayas escuchado hablar del entrenamiento de intervalos o también conocido como HIIT, pero que aún no sepas en qué consiste y cuáles son sus principales beneficios. Por eso, ¡hoy te contamos todo lo que necesitas saber!

El entrenamiento de intervalos o HIIT consiste en una serie de ejercicios de alta intensidad que tienen como objetivo mejorar la resistencia, ejercitar el cuerpo  y quemar grasa de manera rápida y eficiente. Todo esto mediante una mezcla de ejercicios intensos de corta duración acompañados de breves períodos de descanso.

El HIIT se ha vuelto muy popular el último periodo, principalmente entre quienes que buscan quemar grasa en breves periodos de tiempo. ¿Por qué? Básicamente, porque los entrenamientos de alta intensidad tienen como característica principal su eficiencia en el uso de los sustratos energéticos y la oxidación de grasas.

Es decir que, en estas rutinas de intervalos, se utilizan todos los mecanismos metabólicos de obtención de energía, optimizando el uso de glucógeno durante el período de alta intensidad y el uso de grasas durante los periodos de descanso o baja intensidad. Todo esto, sin la necesidad de entrenar durante más de 40 minutos.

Entonces ¿cuáles son los beneficios del entrenamiento de intervalos?

Como ya lo mencionamos antes, el HIIT ha demostrado tener grandes beneficios en la salud y rendimiento deportivo, ya que sólo necesitas 40 minutos a la semana para entrenar y obtener increíbles resultados. Suena maravilloso ¿no?

Por lo tanto, el ahorro del tiempo, aumento de la oxidación de grasas y prevención de diversas patologías y enfermedades son algunos de los principales beneficios del HIIT. Es por todo esto que cada vez más personas en el mundo lo están prefiriendo.

Terminemos con la pregunta más importante ¿quiénes pueden practicar el HIIT?

El método de entrenamiento de intervalos es una alternativa apta para todos. Sin embargo, recomendamos que siempre te asesores con un profesional para encontrar la metodología más adecuada para ti.

Recuerda que todo entrenamiento debe tener una fase de adaptación para que los diferentes sistemas (Cardiovascular, endocrino, muscular, nervioso, etc) respondan de manera adecuada y sin mayores complicaciones.

Y ahora que sabes todo esto ¿te animas a comenzar tu entrenamiento HIIT? Si tu respuesta fue positiva, consulta por nuestros programas Fast personalizados ingresando aquí