Con FastFitness, notarás la diferencia nada más terminar tu primera sesión ya que tu cuerpo liberará endorfinas y tu postura se mejorará automáticamente al activarse tus músculos por medio de la tecnología XBody encargada de la aplicación de los EMS.

Al cabo de un día o dos sentirás una especie de rigidez muscular, lo cual es completamente normal. Después de aproximadamente 3-4 sesiones no solamente notarás la diferencia de tu postura, sino que empezarás a sentir y a ver tus músculos.

Tal y como ocurre con el ejercicio convencional el entrenamiento EMS debe ser realizado regularmente para asegurar y mantener óptimos resultados.