tendinitis1

Por lo general, cuando solemos hablar de tendinitis nos referimos a los dos puntos neurálgicos más frecuentes en los que se desarrolla esta inflamación: el tendón de Aquiles y el tendón bicipital, ubicado en la zona del codo. Suelen venir con dolores intensos que limitan la movilidad, para lo cual el tratamiento que usualmente se recomienda es la inmovilización. Sin embargo, hay casos que requieren de una operación, sobre todo cuando el dolor persiste y la inflamación permanece.

tendinitis2

Las causas de la tendinitis son comúnmente la sobrecarga de los tendones, y en los pies lo que suele causarla es la utilización de un calzado no adecuado, o bien, de la presión que ejercen los zapatos. Los esguinces, así como actividades inusuales que involucran el uso de la fuerza, pueden dejar consecuencias severas en los tendones. Enfermedades como la diabetes o la artritis reumatoide también generan cuadros de tendinitis, por lo que quienes sufren de esas condiciones deben tratarla lo antes posible.

tendinitis3

Para prevenir la tendinitis es muy importante elongar la musculatura antes de hacer ejercicio o un trabajo con fuerza. También es crucial precalentar y ensayar bien los movimientos que van a ejecutarse, de manera de hacerlos de forma adecuada según las cargas.